JHON SNOW

 El cólera

 …Se necesitaría mucho tiempo para relatar los avances del cólera sobre diferentes partes del mundo, en algunas de las cuales provocaban gran devastación, en tanto que pasaba ligeramente sobre otras, e incluso dejaba algunas sin tocar y al menos que este relato pueda ser acompañado de una descripción de las condiciones físicas de los lugares, y de los hábitos de la gente, lo cual me es imposible, el mismo sería de poca utilidad.

Sin embargo, existen ciertas circunstancias, relacionadas con la progresión del cólera, que pueden ser establecidas como reglas generales.

Se disemina a través de los caminos de mayor movimiento, nunca tan rápido como lo hacen las personas, sino casi siempre más despacio.

Cuando cruza hacia una isla o continente virgen, se le observa primero en los puertos marítimos.

Jamás ataca a los tripulantes de barcos que dejan países libres del cólera hacia países donde es prevalente, sino cuando han entrado a puerto o arribado a sus costas. Su camino exacto entre un pueblo y otro no siempre puede ser trazado pero nunca ha aparecido en sitios a los que no haya podido ser llevado por el tránsito de personas.

Hay también innumerables ejemplos que prueban convincentemente la transmisión del cólera a partir de casos individuales o únicos. Ejemplos libres de toda fuente de error, como se verá después.

Jhon Snow

 

 

Breve semblanza de su vida:

El mes  de septiembre del 2005 se cumplieron 150 años de la publicación de un libro que para muchos es el inicio de la epidemiología como disciplina y metodología de estudio del proceso salud-enfermedad. Este libro, On the Mode of Communication of Cholera por John Snow (1813-1858), hasta ese momento médico y anestesiólogo inglés, se convirtió por sus estudios del cólera en el barrio Soho de Londres en 1854, en una leyenda de la historia de la medicina y es considerado como el padre de la epidemiología.

Por muchos siglos el cólera había sido una enfermedad muy temida por su alta carga de mortalidad y ningún tratamiento para curarla. Aunque Snow al comienzo se plegó a las teorías explicativas mayoritarias del momento, posteriormente en una publicación se arriesgó a contradecir la teoría miasmiática reinante afirmando sin vacilación que el origen del cólera estaba en la transmisión por vía digestiva. Debe recordarse que el vibrión colérico no fue descubierto por Roberto Koch hasta 1874.

Snow era una persona tímida, introvertida, con una voz ronca y tenue nada favorable para presentaciones ante grandes audiencias. Quizás por ello, no fue vehemente en difundir sus ideas que ese momento iban contra la corriente.

Eso mismo le pasa con su otra área de expertismo, la anestesia. Era muy conocido por estas habilidades y atendió el parto de la reina Victoria de sus dos últimos hijos, el príncipe Alberto en 1853 y la princesa Beatriz posteriormente, mediante la aplicación del cloroformo gota a gota. Este hecho llevó a la denominación de anestesia a la reina al procedimiento utilizado por Snow. Sus libros sobre anestesia con procedimientos innovativos fueron criticados por el British Medical Journal de la época y sobre todo del Lancet.

Debe recordarse el orden cronológico de los sucesivos paradigmas de la epidemiología: la teoría miasmiática vigente hasta la primera mitad del siglo XIX, la teoría microbiana de gran impulso con Pasteur y Koch durante la última parte del siglo XIX y principios del siglo XX, el modelo de la caja negra en la última parte del siglo XX, cuando el riesgo relativo se impone como aproximación analítica.

El gran mérito de Snow en sus estudios del cólera es su análisis de la mortalidad comparando las cifras de 71 por 10.000 en el área cubierta por los acueductos de Southwark y Vauxhall y sólo de 5 en la población servida por la compañía Lambeth con un riesgo relativo de 14. Snow se anticipó en su análisis, a las medidas de riesgo del modelo de la caja negra.

Estos fundamentos y la excelente descripción de la enfermedad hecha en el libro de hace 150 años, Sobre la transmisión del cólera, justifican la trascendencia de los hallazgos de John Snow y su reconocimiento como el creador del método epidemiológico.

http://colombiamedica.univalle.edu.co/Vol36No3/cm36n3a0.htm

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: